El espejo, de Paloma Luna y Manuel Mota

elespejo

Mi verdadero nombre es Sheladone. Soy habitante de Helkar, un lugar que está más allá del conocimiento humano. Toda la historia de este libro nació aquí, en mi tierra, aunque yo jamás pensé que tuviera que abandonarla por curiosear, por meterme en donde no debería meterme. Ahora, el Consejo de Helkaris –hombres sabios– me ha encomendado una importantísima misión que me obliga a ausentarme de aquí y, además, por lo que yo sé, esta misión es muy peligrosa. Una vez, hace mucho tiempo, viví en la Tierra donde tú, lector, estás ahora. Era un tiempo amable. Los animales, los bosques, los mares eran parte de todos. El amor reinaba por doquier. Aconteció que «la sombra de la Sombra» se fue abriendo paso en la conciencia de los hombres, que prefirieron poseer en vez de dar, y así el egoísmo reinó y la Sombra se fue extendiendo tanto que nos vimos obligados a huir. Nos trasladamos a Helkar, aunque la nostalgia aún empaña nuestra alma.

Ofrecimiento de Ediciones Éride


Pese a ser un libro de los que yo denomino “largo”, por tener algo más de 600 páginas, se lee en muy poquito tiempo (no tarde ni tres días y eso que últimamente  mi vida es muy ajetreada), dado que su ritmo es muy ameno y adictivo, y aunque hay un refrán que dice “la curiosidad mato al gato”, la curiosidad por saber lo que pasa en la siguiente hoja es demasiado fuerte.

El Espejo es una novela en dos tiempos: Uno comienza contando como Sheladone comenzo la aventura hace muchos años, viéndose obligada a abandonar Helkar al extenderse la sombra, y tener que desplazarse a un lugar que está más allá de lo que ella conoce. ¡Y por lo que me indican todo conocimiento humano!. Y, por otra parte, lo que sucede en la Tierra, que aunque todo parece normal, la malvada reina élfica quiere recuperar el espejo, extendiendo la Sombra hasta localizarlo.

Un espejo, que aunque a simple vista parece normal, es un espejo mágico, que quien lo tiene obtiene el poder sobre todas las cosas. Pero que a su alrededor suceden batallas sin precedentes y maldad que no tiene fin. Y a cual le podrás pedir ayuda en cuanto lo necesites, pero tendrás que tener cuidado porque el mismo te podrá dañar o cobrarse algo a cambio.

Me ha encantado el amor que esconde entre sus páginas entre la reina élfica Isidora y Nuno. Todo lo que arriesga, por todo lo que ama, dándole todo a cambio de nada. Realmente me ha encantado sentir que aunque sea a través de los libros existen amores así.

He disfrutado con las sorpresas en cada una de sus páginas, porque aparte de la historia que se narra hacia dos direcciones, está plegada de leyendas, así como poesía breve sobre lo que está ocurriendo.

La conjunción entre ambos autores (Paloma Luna y Manuel Mota) me ha hecho sorprenderme y “flipar”, al no saber que parte escribe cada uno, dado que está tan bien conjugado en todos los aspectos, que realmente me ha sorprendido.

Ambos escritores son investigadores de la cultura antigua y de la religión europea, que pese a que tienen sus respectivos trabajos, se jactan de tener una visión conjunta en el marco de la vida, lo que provoca libros realmente excelentes como este que he podido finalizar.

Me encantará leer su siguiente trabajo, cuál estoy esperando con mucha ansía. Realmente excelente, gracias a Ediciones Éride por haberme permitido conocerla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s