La pradera de los abedules. Auschwitz-Birkenau, de Anna Rossell

In verso

Auschwitz-Birkenau. La pradera de los abedules es un poemario nacido de una necesidad perentoria: la necesidad de intentar imaginar y hasta de compartir, en la medida en que ello es posible, el sufrimiento humano extremo causado por el propio ser humano. Desoyendo la sentencia de Adorno”Escribir poesía después de Auschwitz es una aberración”, Anna Rossell se adentra en aquel mundo precisamente a través del lenguaje poético como la posibilidad más adecuada para representar el horror y participar de su vivencia. Consciente de que el sufrimiento es irrepresentable, en tanto que pertenece a un ámbito distinto al de la representación y por el hecho de que lo vive la propia víctima y es intransferible, la autora se acerca al sufrimiento de otros como un ejercicio catártico de aproximación y comunión con las víctimas.

Ofrecimiento de In-Verso Ediciones de Poesía

Llevo muchos años de lectura, intentando comprender el odío desmesurado que los nazís tenían contra los judíos. Los alemanes les consideraban los causantes de todos y cada uno de los problemas que acontecia el país: la pobreza, el desempleo y la derrota en la I Guerra Mundial.

Sin embargo, el odio que el gran Fuhrer tenía contra los judíos respondía al hecho de que siempre han sido acusados de acaparar riqueza, mientras el resto de la población Europa pasaba hambre. Ese odio, del pequeño hombre, se introdujo en el subconsciente colectivo de la socidad (en su interior intentaba buscar una justificación a la situación caótica económica de Alemania).

Intentando buscar una solución, por el camino fácil, intentaron acabar con todos y cada uno de los judíos. Poco importaba que fueran hombres, mujeres o niños. Para ello se crearon campos de concentración, donde se creen que hasta 6.000.000 de judíos fueron asesinados de las  maneras más crueles posibles. Incluso, una de las cosas que más se visita cuando se viaja a este país, es visitar la instalación de Auschwitz y el museo creado con todas aquellas cosas que fueron creadas con piel humana, cabellos, etc.

Mucho se ha escrito sobre el tema del holocausto, pero pocas veces lo he podido ver en el género poético. Y esa mostruosidad, convertida en una bella obra de arte, es lo que he podido descubrir gracias a este sencillo libro.

Un libro escrito en dos idiomas a la vez. En la página par encontramos el idioma castellano, mientras que en página continua (impar) encontramos escrito en idioma catalán. Se redacta de manera sencilla, añadiendo situaciones que se vivieron en esos momentos, y lo más importante, que es lo que pasó tras dar por finalizado el periodo de persecución y liberados por el ejercito sovíetico. Todo hay que decir, que esta iniciativa de haberlo convertido en bilingüe ha sido una idea de Anna Rossell.

Es un poemario escrito como reivindicación e intervención social sobre lo que ocurrió, y lo más importante que es lo que debemos de intentar evitar.

La estructura en como está desarrollado, primero con la introducción, posteriormente todos los versos, y para finalizar otra redacción sobre el alegato a la vida, es la mejor opción.

Todo hay que decir que me ha encantado. Que no tenía el gusto de conocer Anna, pero sin embargo, será otro de los poetas que seguiré de cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s