Los ángeles de hielo, de Toni Hill

los-angeles-de-hielo-200x300.jpg

Frederic Mayol, un joven psiquiatra de padre catalán y madre austriaca, decide regresar a Barcelona tras luchar en el ejército austro-húngaro. Compungido aún por el absurdo de la guerra, entra a trabajar en un sanatorio que en el pasado había sido un internado para señoritas. Un lugar marcado por una oscura tragedia, la muerte de una estudiante y de una profesora que supuso el cierre súbito del colegio.

El psiquiatra, afectado por una adicción a la morfina que consume para tratar sus heridas de guerra, empieza a relacionarse en las tertulias de la noche barcelonesa y se enamora de una joven que había sido alumna del enigmático internado. Pero la muerte de uno de sus pacientes en el sanatorio, un sacerdote que a su vez guardaba conexión con los extraños sucesos de la escuela, lleva a Frederic a intentar desvelar los misterios del pasado, al tiempo que se ve asaltado por extrañas visiones.

Una vibrante trama que se va urdiendo y desvelando a través del relato de la investigación de Frederic y la transcripción del diario de la directora del colegio. ¿Qué oscuro misterio sobrevuela este lugar? ¿Maldición o castigo?

La reciente novela “Los ángeles de hielo”, de Toni Hill, no pasará desapercibida gracias a todas las características que puede reunir: reminiscencia clásica, suspense, enigma, intriga, gótica, novela negra y misterio se darán de la mano a lo largo de sus 464 páginas. Pero que sobre todo intenta descubrir la astucia que se esconde entre nosotros.

Toni, queriendo hacer un cambio de registro en su trayectoria como escritor, ha querido combinar lo mejor de los cuentos clásicos de fantasmas con la novela negra, todo ello ambientandose con el clima de la I Guerra Mundial en Barcelona.

Los personajes que van apareciendo a lo largo de la novela, y que la situación haya sido desarrollada el conflicto bélico, no han sido tomados al azar. Sabía que todas y cada una de las situaciones tienen un motivo, convertíendose en un personaje más. Los cambios que van surgiendo en la sociedad y el papel que toma la mujer (aparece Anna Freud como una de las protagonistas fascinantes, pero también Collins y Roth), irán describiendo una atmósfera natural.

Frederic Mayol, es un vienés de padre español, psiquiatra y ex-combatiente herido en la Gran Guerra e incapacitado para seguir luchando, que llegará a un  pueblecito de la costa catalana para trabajar e intentar defender sus teorías psicoanalíticas (técnicas modernas). El sanatorio mental se sitúa dentro de un antiguo internado para señoritas de clase alta, que tuvo que cerrarse por un incendio donde murió una alumna y una profesora. Las obsesiones y la maldad, compondrán una historia turbadora que nos encogerá en un goteo persistente de secretos y mentiras.

Intentará utilizar la intriga psicológica para conseguir un ambiente muy intenso, sin necesidad de recrear un ambiente sombrío, ya que la propia historia, de falsedad, maldad y locura, será más que suficiente para convertir la narrativa en una crónica de tensión.

La trama discurre a través de varias voces narrativas, en primera y tercera persona. A través del libro, podemos reconocer a grandes maestros de la literatura como Wilkie Collins, Eduardo Mendoza o Charlotte Brontüe (Jane Eyre), entre otros muchos.

El libro está dividido en un prólogo (situado en 1914), cuatro partes y un epílogo (desarrollado en 1931 en forma de carta). Sólo la primera parte, puede agobiar un poco, porque van entrando sucesivos personajes, para posteriormente querer coger el libro y no soltarlo. De más está decir que me ha encantado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s