¿A dónde irás ranita?, de Jose Antonio Bizarro y Javier Bizarro

a donde irás ranita

Cada noche la ranita mira hacia el cielo y sueña con alcanzar una estrella. Los demás animales de la charca piensan que está loca. Que es imposible, le dicen. Pero de repente y de modo inesperado, del fondo del estanque aparecen unas esferas brillantes que emergen y se elevan hacia el cielo. La ranita al principio tiene miedo pero pronto sabe que ha llegado su momento. Salta para agarrarse a una y comienza un viaje que la llevará a lugares nunca antes explorados por un anfibio. Así se enfrentará a sus miedos e inseguridades, descubriendo sensaciones y personajes increíbles en el trayecto, donde podrá aprender, disfrutar y sentir cosas que jamás pensó que sentiría. Un viaje en el que la protagonista descubrirá, paso a paso, que todo es posible si crees firmemente en tu propósito.

Ofrecimiento de Editorial Kolima

¿A dónde irás ranita? Es un libro sencillo, con sólo 48 páginas. Su narración es muy breve, primando sobre todo los amplios dibujos donde se va desarrollando la historia, pero con una gran enseñanza tanto para los más pequeños, como para los más mayores. “Todos debemos luchar por hacer realidad nuestros sueños”.

Me encantan los dibujos, las expresiones en la cara de nuestra protagonista, considerándola un gran regalo sí la acompañamos junto con un mensaje escrito por nosotros mismo, en aquellos momentos en que la otra persona está baja de moral y dejarle claro que todas nuestras ilusiones tarde o temprano se hacen realidad.

Estoy segura que, dentro de cada uno de nosotros hay un sueño o un deseo. Algunos de los sueños son más realistas, otros sin embargo, como nuestra pequeña protagonista más ilusión que real, pero todos y cada uno de nuestros sueños es válido y se puede hacer realidad. Y además tener un sueño es bueno, dado que lo podemos disfrutar en tres etapas: uno mientras lo deseamos y pensamos como algún día podrá ser realidad; dos mientras lo hacemos realidad y disfrutamos del sueño cumplido; tres mientras lo recordamos que hemos tenido un sueño y se ha hecho realidad.

Cada noche la ranita miraba hacia el cielo, y soñaba con alcanzar una estrella. Los demás animales, que vivían en la charla, la miraban con gesto extraño, pensando que está loca y que es imposible cumplir ese sueño.

De repente, una noche del fondo de la charla aparecieron unos globos. Al principio tuvo miedo, pero después le surgieron las preguntas y la extrañeza. ¿A dónde irán? La ranita no se quería quedar con la duda, así que salto y se subió sobre una de las bolas subiendo alto, muy alto.

A medida que subía se enfrentaba a sus miedos e inseguridades, descubriendo sensaciones como que los sueños también se pueden hacer realidad y sintiendo cosas que jamás pensó que sentiría.

Al final tenemos una nueva enseñanza, que una vez conseguido nuestro sueño, no queramos ser ambiciosos y queramos seguir subiendo. Porque lo que sube o se consigue, puede también hacernos caer. De esta manera, la ranita por querer subir más  alto también cayó, pero aún así sigue cada día disfrutando viendo las estrellas, ya que ella un día también pudo tocarlas.

Un viaje, donde la protagonista descubrirá, paso a paso, que todo es posible sí crees firmemente en ello. Un libro precioso con una gran enseñanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s