Crónicas de Islandia, de John Carlin

cronicas-de-islandia

Hay muchos países en el mundo pero el caso de Islandia es punto y aparte,  y su historia, en las últimas décadas,  trepidante y ejemplar. John  Carlin, sin disimular su pasión de converso, nos cuenta que a pesar de haber visitado  medio centenar de países en viaje de trabajo, el que de verdad le hace brillar los ojos de envidia es Islandia.

Lo  cuenta  con humor delicioso en estos relatos que toman el pulso a  una sociedad milenaria y sabia, audaz y visionaria, pero con  los pies en un  suelo de lo más hostil; que ha levantado un  Estado moderno, justo y comprometido, bendecido por los primeros puestos en la lista mundial de países con mayor progreso y bienestar social y el primero en igualdad de género.

El autor recorre la isla en varias ocasiones para averiguar  las razones de este milagro. Habla con empresarias, políticos, artistas; habla con hombres y mujeres y nada, ni nadie, parece rebatir la idea de que Islandia, el país que más estrepitosamente entró crisis, y el primero en salir, es un modelo a seguir.

Como le cuenta una ministra: “Se ha cambiado la naturaleza de la discusión” y ahora parece que  los hombres han aprendido a pensar, también,  como las mujeres.

La distancia de España a Islandia hay 2890 Kilómetros. Pero existen tantas diferencias entre ambos países, como si la distancia fuera mayor. Pero, ¿realmente que conocemos de este país? El Sol de Medianoche, las auroras boreales, y que se trata de una tierra de contrastes.

Hay quien cuya pasión es profundizar en cada país, para poder aprender de cada uno de ellos cosas nuevas. Y, a quién no le gustaría mostrar rebelde, coger su mochila y surcar un país conociendo gente nueva o bien deseando conocer sitios que jamás volveremos salvo que ocurra algo espacial. El libro, se divide en tres etapas. La principal, fue desarrollada en el año 2006. Posteriormente vinieron dos visitas más.

En la primera de las visitas, nos encontramos frente a un país que se expande. ¡Y nunca mejor dicho! Ya que las erupciones constantes de los volcanes, hacen que aparezcan nuevas tierras de la noche a la mañana. Pese hace 80 años ser un país tercermundista, se ha convertido en un país prospero. Es un lugar seguro, amable, bonito, donde las raíces de la vida familiar han aprendido de diversas fuentes, siendo progresistas y avanzadas. Parece que, todos los habitantes forman una sola familia.

Sin embargo, está primera impresión, deja medio escondido, el porcentaje más elevado de universitarias embarazadas; los problemas económicos entre los jóvenes que compran piso hacen que sea el mayor índice de retirada de pisos a nivel mundial; las parejas tienen constantes celos, en un país conocido como santuario de monogamia. Y lo peor de todo es que lo ven como algo natural. Pero algo bueno debe de tener y es que es un país que invierte en cultura. La sanidad y los estudios públicos son los mejores, por eso ni siquiera el más rico del país piensa en ir por lo privado, ya que obtienen los mejores resultados. La educación está orientado a aumentar la autoestima construyéndola desde el pilar más bajo.

Dos años, más tarde, regresa al país y se sorprende por lo que le está ocurriendo a Bobby Fisher. Un maestro del ajedrez americano, que poco a poco se va muriendo, debido a una enfermedad renal, pero que sin duda es el más excéntrico de los personajes que aparecen en el libro.

Pero Islandia, es un país diferente. Quien tiene cogidas las riendas son las mujeres. Pese a que se quedan embarazadas con muy poca edad, incluso hay muchas mujeres separadas con tres hijos, con cargos elevados tanto en empresas como a nivel gubernamental. Eso implica, no sólo rendir al máximo, sino que permite compaginarlo con su vida familiar. Cosa que aquí en España echamos en falta.

La política, es diferente. Hace ya casi 30 años que una mujer lesbiana, fue presidenta del Gobierno, pero sin embargo, cuando algo no gusta se puede llegar al nivel de solucionarlo. ¿Aquí ocurre igual? Uhmmm tengo dudas.

En el subsuelo, es difícil localizar minerales, dadas las capas de lava que proporcionan gratis la riqueza del agua caliente. Y el agua caliente, no es algo de la cual sea vital, pero puffff gastar lo que se quiera, sin pensar que el termo tiene una capacidad es algo que a más de uno nos alegraría.

Cuando salió la crisis, ya me llegaron las primeras noticias de este país, como un lugar “fuera de serie”. Pero al leer este libro, pese a que tiene ciertas cosas que deberían de modificar, dado que convertirse en un páis, de sólo 300.000 habitantes, con la extensión de Ourense o Zamora, es muy heavy. Pero, sin embargo, estudiando cada una de las cosas que nos explican, me quedo con Islandia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s