El cementerio de las musas, de Adriana Marquina Ortiz

El cementerio de las musas

Qué harías si se presentase ante ti la posibilidad de indagar en tu propio ser? Si pudieras conocer esa parte de ti que ni tú conoces? Si te reencontrases con un pasado que condiciona tu presente y te muestra tu futuro? Si descubrieras que a veces hay que saltar para poder seguir?

El Cementerio de Las Musas esconde en sus páginas el miedo al fracaso, a la decepción e incluso al abandono. Tres partes claves para la vida de Andrea, una joven aspirante a novelista entusiasta y cotilla que se encuentra ante esa tesitura por culpa de sus desordenadas ideas, las cuales, la llevan a cometer un desafortunado despiste.

Gracias a él, conocerá a Diego, un editor un tanto peculiar que le ofrece la posibilidad de adentrarse en un mundo en el que nada de lo que existe ha sido creado todavía. Un mundo que todos hemos imaginado alguna vez. En él conocerá a Inés, una joven con un halo de misterio que ejercerá sobre ella un extraño magnetismo y a través de la cual conocerá un amor en el que ni ella misma será capaz de distinguir los sueños de la realidad. Y tú? Serías capaz?

Conozco Burgos, desde que tengo uso razón, sus tierras anchas que cubrían gran parte de mi recorrido hacía mi destino final. Su inmensa catedral y sus calles, sencillas y hermosas al mismo tiempo, que me devuelven a tiempos lejanos. Y, por supuesto, sí un fin de semana podéis escaparos, os recomiendo la noche burgalesa, por que pese a todo es una ciudad que te recibe con los brazos abiertos.

Todo ello, para comenzar a hacer la reseña, de un libro que aunque empieza muy tranquilo, enseguida nos vemos sumergidos, en una historia que nos enseñara a aceptar y superar nuestro pasado. Cosa tan difícil en muchos momentos, por la dureza que haya sido nuestra vivencia.

Una cosa que me ha encantado, según lo he tenido y he estado un buen rato mirándola, es su portada. Realmente me ha encantado y me parece preciosa. Esos ojos inmensos, mirando los copos caer en forma de corazón, sobre un parque en una bella ciudad tan fría como Burgos.

El libro está escrito por Adriana Marquina, una escritora novel que a través de su primera novela, ya nos sorprende al demostrarnos que difícil puede ser mostrarnos lo que hacemos en un momento determinado, lo que queremos alcanzar y, muchas veces para conseguirlo, tenemos que vivir alguna experiencia que no pensaríamos que podemos llegar a vivir, pero sin embargo, nos hace abrir los ojos y enseñarnos todo en un espacio muy breve de tiempo.

Como ella cuenta dentro de la sección de “noticias de Circulo Rojo”, al comienzo era sólo unos escritos, posteriormente se hizo un libro de casí 200 páginas. Quizás sea por ello, que no está dividido en capítulos como un libro convencional, sino que todo se lee de una sóla tirada.

Pese a asustar al principio, al encontrarnos sin ninguna parada. Me ha sorprendido su prosa fluida, donde se evoca a diferentes recuerdos de otros libros. Donde los personajes están muy bien retratados, sobre todo la protagonista, sabiendo en todo momento como se siente, se sintió y el alivio que sentirá al descubrir que por fin se ha abierto al mundo. Eso sí también he comenzado a odiar a uno de sus conocidos “Polanco”, ¿como puede guardar tanta maldad?.

Algo que me ha encantado, es el recuerdo a uno de mis libros infantiles favoritos, “Alicia en el País de las Maravillas”, de hecho en alguna ocasión a lo largo de la lectura, se la nombra haciéndola presente en su fuente de inspiración.

El comienzo de la historia, es sobre el deseo de Andrea de publicar su primera novela, y su cita con una editorial que cree en ella y en su forma de escribir. Mientras recorre la ciudad, para llegar a esta entrevista, la recoge un coche misterioso, que le lleva frente a Diego. Un personaje misterioso, que la pone en la encrucijada de mostrar los hechos que le marcaron durante su vida y que tanto ha costado superar ¿Sí es que alguna vez lo ha hecho? Cosas realmente duras y complicadas, como la salida del armario de su abuela o el asesinato de su padre, entre otras.

La entrada al cementerio de las musas, se encuentra escondido bajo el templete de la música del Paseo del Espolón de Burgos. En una entrada secreta, que muy pocos conocen, pero que sin embargo dará comienzo a la aventura, hilando diversas historias, sin que ninguna tenga conclusión hasta su final, donde todo tendrá su sentido y porque.

A través de sus hojas, nos enseñaran a mostrarnos valientes ante el miedo al fracaso, sobre la orientación sexual que tantas veces es complicado enseñar. Un libro que me ha costado muy poquito leer, pero que sin embargo, me ha ayudado a abrirme y a comprender ciertos momentos que no tenían sentido. Gracias.

Anuncios

2 comentarios en “El cementerio de las musas, de Adriana Marquina Ortiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s