Partir, de Lucia Baskaran

Partir, de Lucía Baskaran

Narrada con audacia y frescura, con profundidad y feminidad, llena de humor, verdad y cierta crueldad, esta novela es uno los libros más explosivos que la nueva generación de escritoras podía traernos”. Partir es una historia sobre la juventud, sobre cómo matar la ingenuidad postadolescente y morir un poco, para luego resucitar hermosos. A través de la protagonista, la autora nos sumerge en un relato descarnado en primera persona. Desde sus personajes jóvenes locos, temblorosos, que quieren descubrir el mundo y hacerlo estallar en pedacitos- hasta sus escenarios -Madrid, París, el ambiente universitario, ese sabor fresco, moderno, duro y urbano-, la historia va tomando fuerza y realidad y nos invita a seguir leyendo con miedo y emoción. Un libro comparable, entre otros, a La campana de cristal, de Sylvia Plath, o a las primeras novelas autobiográficas de Amélie Nothomb.

Partir es una historia que comienza en la ciudad del core (París), desde donde nuestra protagonista empieza a rememorar su historia de preadolescencia en el instituto y juventud  en la escuela de teatro. Cuenta sus primeros amores, sus ilusiones y sus ganas de independencia.

A medida que vamos leyendo la narración, veremos a Victoria en dos momentos importantes de su vida: cuando se marcha a Madrid con 17 años con el sueño de ser actriz, y con 24 años, momento en el que ya ha abandonado su sueño, es más madura y se encuentra más desilusionada. Pero ante todo dando el peso que se merece a la amistad.

Narrado en primera persona, rememora la adolescencia loca y temblorosa, de aquel que quiere descubrir el mundo y, da sus primeros pasos, en busca de una ilusión dentro un ambiente universitario. A medida que vas leyendo sientes miedo y emoción, dado que hay muchas de las cosas que te recuerdan a momentos que todos hemos vivido en alguna ocasión.

El prólogo está escrito por Luna Miguel. Una poetisa periodista, que con su aire juvenil y jovial sabe comenzar la novela dándole un aire nuevo y muy positivo. Está claro que la nueva generación viene marcando fuerte.

Mientras somos jóvenes, creemos que vamos a comer el mundo, que podemos con todo y no existe ningún peligro, sin embargo, poco a poco nos vamos dando cuenta que hay peligros y circunstancias que nos lo van a complicar.

Algo que agradezco, es que se haya criticado las escuelas de teatro. Dado que son escuelas diseñadas para jugar con los deseos de aquellos que quieren vivir en un sueño, del cual pocos triunfan y los que triunfan no son precisamente por que las escuelas les ayuden, sino porque el destino así lo ha querido.

Debido a una experiencia cercana a la violación, veremos como Victoria se descubre feminista y luchadora por los derechos de las mujeres. Creemos que los violadores, se esconden en la noche (¡y no digo que no!), sin embargo, veo que muchas veces entre el circulo reducido de la victima está el verdadero peligro. Dado que son aquellas personas en quien confiamos y aquellos que más nos conocen nuestros puntos más débiles. Aquí podríamos profundizar, pero no quiero entrar en el tema.

La novela es también muy clara y directa, al hablar sobre las pajas físicas y mentales que muchos nos hacemos. Utiliza la masturbación como escapatoria de la realidad que vive y le preocupa.

Estoy segura de que habrá muchos que se vean identificados con esta ágil y peculiar novela, que me ha gustado mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s