Ahatetxo itsusia, de H.C. Andersen

foto-574.jpg

Los cuentos de siempre al alcance de los más pequeños.

El patito feo, se publicó por primera vez el 11 de Noviembre de 1843, por Hans Christian Andersen.

El cuento comienza cuando un huevo de cisne llegó al nido de una pata que vivía en un granja (lo que nunca supe es como llegó hasta allí). Al romper su cascarón, resultó ser diferente a los demás patitos, resultando más feo, desproporcionado en tamaño, con un graznido más fuerte, estridente y molesto. Lo que provoco que los demás se rieran de él, recibiera picotazos, empujones y burlas. Hasta sus hermanos se burlaban diciéndole «¡Ojalá te pille el gato, grandullón!» y hasta su propia madre deseaba que estuviese lejos del corral.

Viendo la vida dura que allí tenía, decidió huir. En sus aventuras ningún animal salvaje quería estar cerca de él. Se vio envuelto en una cacería, estuvo varías semanas acogido en casa de una viejecita (con su gato y su gallina, que creían ser el centro del mundo), pero echaba de menos nadar y chapotear, así que siguió su camino.

Una tarde de otoño descubrió una bandada de grandes y hermosas aves que levantaron el vuelo. Eran igual que él, pero el sólo se quedo impresionado, sin percatarse de este detalle y sintiendo cosas increíbles.

Pero tras el otoño llegó el invierno, casi muere congelado, hasta que un campesino lo salvó de la muerte pero también tuvo que escapar de su casa.

Ya en primavera, volví a ver tres bonitos cisnes. El patito feo, seguro que lo matarían, se acercó con mucho miedo. Pero éstos nadaron a su alrededor y le acariciaron con sus picos en señal de amistad. De pronto se miró en el agua y se dio cuenta que era ¡un cisne! Llenándole de felicidad y siendo la admiración de todos aquellos que anteriormente lo maltrataron.

Es un libro que toca la autoestima humana, por lo que contándolo como un cuento de hadas, se utiliza con niños para que se sientan menos avergonzados sobre sus diferencias. La moraleja está en «Poco importa que se nazca en el corral de los patos, siempre que uno salga de un huevo de cisne». Hoy día se utiliza para aplicar a cualquier asunto de la vida que de principio es rechazado o mal visto, y que después se convierte en una cualidad popular.

El cuento me parece precioso, pero los dibujos con que se nos presenta el cuento son hermosos y le dan voz con detalle a los diferentes sentimientos que va teniendo el cisne. Sin duda un regalo esencial, para aquellos niños con más de cinco años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s