¿Quién rescató a quién?, de ANAA

índice

Tras la acerada reja su mirada color ámbar se posa sobre la mía y adivino en ella una trágica historia que no contiene el papel.

Habla de miedo, incertidumbre y abandono. Habla de incomprensión y desamparo.

Abandonar. Dejar. Desamparar. Descuidar.

Sinónimo de vileza, irresponsabilidad y excusa.

Leo en sus ojos el dolor y mientras hundo las manos en su tupido y cálido manto de pelo, notó su corazón acelerado.


Mediante la adopción de un animal, no sólo podrás salvar dos vidas… la de tu nuevo amigo y la de otro abandonado que podrá ocupar su lugar. Sino la de sus cuidadores, porque te aportará fidelidad, lealtad y nobleza, que jamás te hayas imaginado, teniendo un gran amigo de por vida, que te acompañará en tus momentos tristes y en tus mejores momentos.

Va en contra de mí, el hecho de comprar una vida, ya que existen cientos de animales que malviven, en las peores condiciones. Casí todos han conocido el abandono, el no poder comer nada, en la calle bajo cualquier condición climatologica y, lo peor, los malos tratos por parte de sus antiguos cuidadores.

Nada más ver la portada del libro, descubrimos su diseño cuidado y elegante, con la foto en portada de uno de los animales que dispone la protectora ANAA (Asociación Nacional Amigos de los Animales) disponibles para adoptar.

Un animal adoptado, significa abrir las puertas de nuestra casa para convertirlo en un miembro más de la familia, con todo lo que significa esa palabra: requerirá cuidados que debemos de proporcionar y, sobre todo, la atención y el cariño que tanto necesita y merece.

Tenemos que ser consciente de que los perros y gatos que están en adopción son criollos, es decir, son cruce dos o más razas. No significa, con esta frase, que no haya pura raza, pero quizás tengamos en nuestra sociedad mayor respeto que un galgo (raza cruelmente castigada al ser utilizado en caza en campo abierto), una raza criollo (imagen tipica del perro callejero), entre otras muchas razas que día tras día aparecen en las peores condiciones.

Con la lectura de este libro, comprenderás que adoptar un animal no es hacerle un favor, ellos al comienzo están descorcentados tienen que “amoldarse” a tu estilo de vida, a su nueva vivienda, en definitiva, a tí. Pero al poco tiempo, te cambiaran tu vida y se ganaran tu confianza y cariño.

En sí, a lo largo de sus 136 páginas nos encontraremos ciertos detalles que me llaman la atención. Como la dedicatoria escrita y firmada por la Reina Sofia. Así como las sinceras palabras de algunas personalidades más relevantes de diferentes ámbitos, antes de entrar a presentar a 65 pequeños, con vidas nada fáciles, que buscan arrancarte una pequeña sonrisa y darte su amistad.

Entre las historias, no sólo hay perros y gatos, sino nos encontraremos también caballos y conejos acogidos, que desde mi sencilla opinión, os animo a conocer y sí es posible adoptar.

Hace años, que conocí a través de una protectora, una preciosa gata negra (europea común), cuya foto estaba publicada en una página de una protectora, pero que una conocida estaba agilizando para darle conocer. Entro en mi vida, un 25 de Diciembre, de 2009 y puedo decir, que es el mejor regalo que jamás me hayan hecho por Navidad.

No puedo decir, que tenga un carácter sencillo, porque a veces te crispa haciendo “lo que le apetece”, pero sin embargo, se hace querer con sus pequeñas travesuras y su gran dosis de cariño y amistad.

Os recomiendo, por una parte leer este libro porque realmente te arrancará una pequeña sonrisa, al ver cada una de las fotos, pero sobre todo a adoptar en cualquier protectora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s