El rey bufón, de Victor Almazán

El Rey Bufón

Aseguran las crónicas que el mítico rey de Tartessos, Arganthonio, vivió más allá de los 120 años de edad, y que esto fue posible tras robar una manzana a las Hespérides de su jardín al igual que hiciera el mismísimo Hércules en uno de sus doce trabajos. Pero los años pasaron y aquel rey poderoso se convirtió, a cambio de su longevidad, en un anciano decrépito.

El don de la longevidad acarreaba, además, asumir una maldición: Arganthonio sería el último rey de Tartessos y, a su muerte, el reino desaparecería con él. Apremiados por esta vieja leyenda los druidas de las diez tribus que conforman el reino deciden enviar a alguien para robar otra manzana del jardín de las Hespérides que le permita a Arganthonio vivir cien años más y, con ello, asegurar la pervivencia del reino. El elegido no es otro que el deforme bufón del rey, que será acompañado en tan incierto viaje por un inexperto druida.

Ahora que estamos ya cerca de las segundas votaciones en menos de un año, donde se espera que consigamos un Presidente. Realmente, no sé para qué porque en seis meses que hemos estado sin él, yo por lo menos, no lo hemos echado de menos. He podido leer un libro donde Víctor, escribe criticando las malas artes políticas, donde cualquier engaño sirve para poder llegar a un estatus más alto, sableando la economía a través de impuestos, en su propio beneficio.

Para ello se remonta muchos años atrás a la época de los Tartessos (2500 años atrás), poniéndonos bajo la piel de Arganthonio (Hombre de Plata). Único rey del que tenemos noticia hoy día, pero que hasta los historiadores discrepan de que haya vivido dado que se le atribuyen tesoros con unos 300 años de diferencia.

A través de la vida de Arganthonio, vivimos una historia llena de aventuras y bromas, haciéndonos partícipes de los mitos que existían en aquella época antigua de los Tartessos. Todo comienza cuando nuestro protagonista, roba una manzana en un jardín, y consigue descubrir el secreto de lograr la longevidad. No en vano vivió más de 120 años.

Pero todo no es tan sencillo, dado que aunque es bonito ver cómo crecen tus descendientes, tu cuerpo se va convirtiendo en decrépito, lo que puede conllevar el menosprecio de aquellos que te rodean. Aparte, que estarás maldito, dado que serás el último rey de Tartessos, y con tu muerte desaparecería todo el rey logrado con tu existencia.

Dado la locura que esto podría ocurrir, deciden enviar a una persona a robar otra manzana del jardín de las Hespérides que le permitan vivir otros cien años más, y con esto lograr que el reino permanezca intacto. Pero, ¿quién será el escogido para llevar a cabo este trabajo? No será otro que el deforme bufón del rey, acompañado por un inexperto druida.

Un libro que me ha gustado mucho, no sólo por estar basada una historia real, que no conocía. Sino, porque gracias al ritmo trepidante que lleva el ritmo, y las tramas “distorsionadas” llenas de diversión, me ha permitido disfrutarlo y reír en ciertos momentos a carcajadas.

Si te gusta aprender historia, sin caer en el aburrimiento. Que sea fácil de leer, que te enganche desde el principio y que te transporte a una época desconocida. ¿No sé a qué estás esperando? Una novela como el propio autor confiesa tiene ingredientes históricos, mitológicos y arqueológicos. Sin duda muy recomendable.

Anuncios

4 comentarios en “El rey bufón, de Victor Almazán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s