Crónicas de la adolestreinta, de Laura Santolaya

Crónicas De La Adolestreinta

Laura Santolaya, autora de Los lunes me odian, describe con humor en Crónicas de la adolestreinta algunas de las situaciones más típicas a las que se enfrentan los treintañeros con la intención de provocar la sonrisa de los que están, van a estar o han estado alguna vez en los no tan felices Años Treinta.

«-¡Mierda, tengo treinta años! ¿De verdad que son treinta? No es posible. ¡Algo ha tenido que salir mal! -gritó Rita mientras intentaba sin éxito levantarse de la cama».

Rita acaba de cumplir treinta años y se siente afectada por un extraño trastorno, la adolestreinta, que hace que reviva a nivel físico y mental su etapa adolescente.

«Ya soy demasiado vieja para morir joven y dejar un bonito cadáver.»

Nada más comenzar el libro, ya hay una frase que me hace pensar: “El cero es un signo numérico que situado a la izquierda de otro no modifica su valor, pero si lo hace a la derecha lo multiplica por diez”, así como los que yo que estamos en tercera década ¡¡¡me parece que nos vamos haciendo un poco mayores!!! Pero, aunque vamos “madurando” (jajaja) todavía tenemos cuerda para rato y las aventuras que podemos vivir a esta época no tiene ningún precio.

Rita, en esta ocasión se convertirá en protagonista de está historia, nos narra los cambios físicos y de personalidad que vivimos en esta nueva etapa. ¿Realmente creeís que tenemos cuerda para rato? Eso sín dudarlo. Ya que somos divertidos, más inteligentes (jajaaj) y con ganas de seguir disfrutando de nuevas anédoctas que enriquecer nuestra vivencia.

Sí que es cierto, que esta adolescencia se ve empañadas, por más números cómo hipotecas, como horas en las que debemos de levantarnos para salir a trabajar, en las horas que pasamos entre atascos, o pensando en nuevas responsabilidades, pero quiero seguir disfrutando hasta que mi cuerpo aguante.

En forma de viñetas, van recogiendo algunas situaciones más típicas que vivimos en esta edad, y siempre acompañado de humor y risas, dado que son formas diferentes de visualizar nuestros sueños, pero seguimos siendo los pequeños Peter Pan.

Y es que una mañana te levantas, estás en la segunda década, pasan unas poquitas horas y agggggg estamos en la tercera. Por favor, que paren en el reloj que quiero seguir yendo al instituto, enamorándome de esos adolescentes repletos de granos, y preocupándome porque mis padres me dejen ir a la discoteca hasta la hora en que Cenicienta huye a casa.

A los 30, tenemos nuestros primeros hijos (ya sé que en muchas ocasiones es mucho antes, pero vamos a pensar bien ya que de vez en cuando gastamos la neurona), nos preocupamos en como me funcionara una plancha y por preparar una buena cena a nuestros amigos.

Sin embargo, nuestras responsabilidades y estrés nos hace tener divertidas anécdotas con las que seguir teniendo una sonrisa en la boca. No quiero pensar las mías, porque sí que sería un gran libro irrepetible, imaginad que un amigo me dijo que quería escribir un blog para dejar constancia de mis frases gloriosas. Sin duda, muchos recuerdos que jamas olvidaremos.

Conocía a Laura, mucho antes de este libro, por sus anteriores obras, con las que me hace sonreír aunque no quiera. Estila mucho humor, muchas ganas de que mientras leemos un libros nos divirtamos y nos lo pasemos en grande. Porque pese a todo seguimos siendo unos niños grandes, y en esta historia con el titulo tan reivindicativo ¡¡¡no podía ser menos!!!

Sin duda altamente recomendable, para todos los treintañeros como yo que están leyendo este blog y que se sigan verse reflejados en las diferentes píldoras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s