Osos, de Sean Taylor y Emily Hughes

Osos

Un día caluroso de verano, dos osos, padre e hijo, deciden ir a nadar, pero antes deberán andar un largo camino a través de un bosque y por un terreno rocoso.

Orgulloso de tomar la iniciativa y decidido a impresionar a su padre, el pequeño oso se prepara para dar el mayor salto que haya intentado jamás. Sin embargo, algo falla, y se cae.

Gracias al suave estímulo de su papá y a la fuerza de voluntad del osito consiguen llegar a su destino, donde los dos satisfechos juegan y se refrescan.


Muchos ya conocerán de antes a estos adorables ositos, protagonistas secundarios de la historia “Salvaje”( Premio Llibreter de 2015), en la cual enseñaban a pescar a la inolvidable niña indomable, criada en el bosque y que se resiste a ser civilizada. Una aparición muy breve de estos osos, que han llamado tanto la atención, ahora los ha convertido en principales protagonistas de este cuento.

“Osos” es un relato sencillo, basado en la relación padre e hijo que comparten sus “pequeñas” aventuras mediante el juego. Donde los roles son intercambiados entre ambos para crear un vínculo especial, basado en la amistad y la complicidad, convirtiendo su experiencia en algo único y estimulante.

Sólo viendo la portada, de este precioso álbum, percibimos la paz y felicidad que transmite la historia. Es una mirada cómplice, cargada de cariño y confianza, donde invita a entrar con calma y fijándonos no sólo en las letras, sino también en las ilustraciones. Basta con sólo ojearlo para darnos cuenta del gran talento y capacidad que muestra Emily.

La historia comienza en un día caluroso de verano, donde padre e hijo deciden ir a nadar (idea inicial del peque que papi acepta con agrado), pero para ello deben realizar un largo camino: a través de las hierbas altas; después de las hierbas bajas; y al final habrá que regalar saltos de roca en roca.

Tan orgulloso estaba de llevar la iniciativa el adorable hijo, que decidido a impresionar a su padre, se entrena para deslumbrar a su padre con el mayor salto que haya visto jamás. Sin embargo, algo falla y se cae, haciéndose daño en la rodilla. El pequeño ya no quiere ir al río. El padre no lo rechaza, lo socorre y le escucha diciéndole que puede quedarse un rato a esperar. Ese tiempo el padre lo invierte en descansar, mientras que el hijo a recuperarse de la caída fortuita.

Con el tiempo el peque decide volver a reanudar el camino. Momento que el padre se ofrece a llevarlo en brazos, pero el pequeño decide seguir sólo. Gracias al cariño de su papa y a su fuerza de voluntad consiguen llegar hasta su destino, donde satisfechos, logran su meta: jugar y refrescarse en el agua. Esta parte, está dedicado a aquellos que con demasiado cariño se malcría a los hijos, sin embargo, se añade a que el niño tenga sus propias “decisiones”.

El narrador de la historia es la voz del pequeño oso, que cuenta la aventura a su padre. Y a los más pequeños de la casa quiere enseñar que en la vida es necesario marcarse retos, y apuntar bien alto, pero incluso cuando algo se cruza en el camino, hay que salvarlo y seguir en calma hasta llegar al final. Por otra parte, podemos señalar la actitud positiva frente a la receptiva del padre, lo que equivale a una relación respetuosa: El pequeño siempre es quien va por delante abriendo el camino al mayor.

Y a los padres gustará por la conexión que se establece entre padre e hijo. Es una aventura repleto de complicidad entre ambos, que entre juegos, bromas, la necesidad de que el pequeño sea admirado por el adulto, y el padre con confianza debe velar por la confianza de su hijos. Entre ambos se establece una relación que muchos padres e hijos quisieran tener.

Emily por su parte, nos sorprende con sus hermosas ilustraciones donde la naturaleza (pasan por diferentes formas de mostrarla) se enseña en todo su esplendor y el paisaje constituye una irresistible invitación a ser feliz. Prados abiertos, exuberantes, con diferentes tonalidades de verde. En el río se puede ver como corre el agua, y por la catarata se percibe la bajada de corriente. Toda una invitación a vivir una gran aventura cómplice en una naturaleza libre y salvaje.

En este tipo de historias, no sólo es importante la narración, sino también a través de ella se citan importantes mensajes que debemos de saber transmitir a nuestros peques, para que de esta manera, no sólo se quedan con la historia en sí, sino que también sepan que cosas pueden hacer y que cosas no hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s