Aquel paseo en bicicleta, de Danae Cancelas Sanz

10374.300_0_true_false_true_

Todos nos preguntamos por qué hemos venido a este mundo. Aunque encontremos la respuesta, a veces podemos perderla u olvidarla. ¿Y entonces? Seguimos viviendo. Y ante todo, amando.

El dolor de Ana, la fortaleza de Iris y las dudas de Samuel nos llevarán por un camino que todos transitamos y del que queremos comprender lo máximo posible, intentando conferirle un significado a la vida, nuestro particular paseo en bicicleta.

“La vida es como montar en bicicleta. Si quieres mantener el equilibrio tienes que seguir avanzando.”

¿A quién no le gusta montar en una bicicleta y salir a dar un paseo? En mi caso, mi casa es tan sumamente pequeña, que cuando tengo mi bicicleta, es porque estoy en Zamora. Cada mañana/tarde cojo el sendero y me desplazo hasta el pantano. Un lugar realmente hermoso, como tantos otros rincones que tiene cada pueblo y donde paso grandes momentos rodeados de toda aquella que quiero y que me quieren. Un amor totalmente desinteresado y reciproco.

Danae a través de esta novela, ha conseguido plasmar que la vida, pasa ante tí como si estuvieramos montado sobre una bicicleta. Comienza nuestro particular paseo, para lo cual debes de mantener el equilibrio pedaleando y seguir avanzando por la senda de los sentimientos.

Todos, en cierta ocasión, nos preguntamos, cuando las cosas no van de todo bien, por qué hemos venido a este mundo. Aunque sepamos la respuesta, a veces puedes desconfiar de ella o olvidar el sentido de lo mismo. ¿Y entonces? Sigues con todos tus sentimientos al máximo.

Sin embargo, en ciertas ocasiones, el dolor es muy grande, como el que sufre Ana, la fortaleza de Iris y las dudas de Samuel nos llevarán por un camino que todos transitamos y del que necesitamos comprender lo máximo posible, intentando darle un significado a la vida, nuestro particular paseo en bicicleta.

¿Te atreves a coger el manillar y dar la vuelta por los diferentes sentimientos? Es un libro profundo, en ciertas ocasiones te emocionaras, en otros te harás preguntas profundas, de sí realmente merece la pena lo que estás realizando hasta este momento. Real como la vida misma.

Nada más ver la portada, me encanta, la bicicleta en primera posición con el mar al fondo, sobre un camino repleto de piedrecitas, fiel adelanto de lo que posteriormente veremos en la vida de los protagonistas.

Y el título es todo acierto, al llevar parte de la frase publicada en 1930 en Carta a su hijo Eduard “La vida es como andar en bicicleta. Para mantener el equilibrio debes estar en movimiento”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s