Crónicas de un padre primerizo jugando a las batallas de tiempos pasados, de J.D. Álvarez

9788494513466

Se narran vivencias y conversaciones con esa personita que justifica toda la existencia del padre en su condición de ser humano que vive por primera vez esa experiencia tan natural como extraordinaria que exige, por encima de todo, ejercer ese complejísimo papel de padre que nadie nos ha enseñado y que sólo se aprende cuando se trae al mundo un hijo, otro ser humano al que hay que atender con absoluta entrega. Uno deja de ser el centro de su propia gravedad para trasladarlo al hijo que a partir de ahora será el único protagonista del relato de su vida.

“Ser padre es el mayor acto de amor desinteresado que un ser humano puede llevar a cabo”.

La lectura del diario es fácil, amena, sincera, nada pretenciosa y muy lejos de toda retórica auto-complaciente en su escritura. Las anécdotas fluyen con toda naturalidad aunque dando un valor sustantivo a las conversaciones entre el padre y un hijo ávido de respuestas a las preguntas obvias en esa edad de la inocencia: “Si la inocencia fuera un perfume, olería como un niño”.

Esta nueva entrega de J.D. Álvarez, me ha encantado y me parece maravillosa. No sólo por la forma en la que está escrita, sino por todos aquellos puntos favorables que puedo encontrar como las ilustraciones de Javier Arroyo Calatrava, que son maravillosas e inmortaliza cada capítulo de este libro. Como el prólogo de Luis Eduardo Aute y el epílogo con que se cierra de Juan Sánchez Vallejo y su portada que se abre al mundo de la niñez.

Seguiremos disfrutando del pequeño “Garbancito”, como la denomina su padre, ahora ya convertido en “Super Rayos-X” (Raúl). Aunque está recomendado para todo tipo de público, es ideal para padres, al plasmar los pensamientos que tiene un niño.

Es un libro que está cargado de sentimientos, donde se plasma el amor de un padre maravilloso, ante las anédoctas y travesuras de un niño de tres años, que saca una lógica que tantas veces hemos vivido aquellos que tenemos un niño pequeño cerca. Es que los niños de hoy día son así, preguntando todo y razonando con una inteligencia y simpatía que más de una vez me he visto riendo a carcajadas. Un niño adorable que me ha enamorado. Y donde una vez más se ha demostrado que un niño es el mejor regalo que nos puede hacer la vida.

Ser padre no es una trastada, y no es ninguna tontería. Todas biologicamente hablando podemos ser madres, pero muchos menos pueden decir son PADRES en el sentido más amplio de la palabra. Significa dedicarle mucho tiempo, muchos cambios en el día a día que te harán ser superman-superwoman. El niño se convertirá en el eje central de tu vida, y todo lo que te rodea se debe compaginar para darle lo mejor de tí.

El libro está redactado para que transmita cercanía, te sientas como parte de la historia, haciendonos participar como padre ejemplar. Sí tengo que señalar una anédocta entre las que se incluyen, es la historia del mamut, donde los sentimientos de un niño tan pequeño afloran ante una especie extinguida y los razonamientos que le da el padre para superar esa tristeza inmensa que se apodera del pequeño. Si es que al final somos unos tiernos.

Si lo comparamos con el libro anterior del mismo autor (Diario de a bordo de un padre primerizo), aborda muchos más temas y tiene mucha más calidad. Sin duda, una lectura que me ha sorprendido muy gratamente y me ha gustado mucho.

logo Atlantis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s