Prostibulum, de Juan Antonio Rodríguez Ramírez

prostibulum

“Pocos libros podrán llegar a ser considerados más infames, dañinos y mezquinos que el Malleus Maleficarum. Llegará el día en que a todas las gentes el conocimiento de su contenido produzca incredulidad, luego un horror indescriptible y, por último, indignación, pues ningún libro podrá jamás causar tanta maldad en el mundo ni tener tan trágicas consecuencias como ha tenido su redacción, cuya tinta aunque guiada por las palabras de otros, solo yo plasmé en mi labor de escribano. Tan maldita obra ha llegado a servir a sacerdotes y jueces católicos para llevar a la hoguera a cuantos ellos consideraron que rendían culto a la brujería…”

Así comienza la historia que nos relata en primera persona el joven novicio Servacio Vanckel quien deberá trabajar en la ciudad de Colonia al servicio de dos oscuros y sádicos inquisidores, atormentados por sus propias lujurias. Pronto el joven destacará tanto por su habilidad en la confección de pergaminos y su escritura, como también por su sagacidad y una inquieta inteligencia que le hará acompañarse de extraordinarios personajes como un fraile borracho y lujurioso o una hermosa prostituta adolescente. Juntos iniciarán una peligrosa aventura en la que el objetivo final será la destrucción del Malleus Maleficarum, un manual considerado por muchos como maldito, y por otros como la obra final que justifique la persecución a una supuesta brujería por la que fallecieron miles de inocentes a finales del siglo XV.

Esta es su historia, la de una Iglesia cínica, hipócrita y lujuriosa tomada ya para entonces por muchos por un auténtico PROSTIBULUM.

Las novedades editoriales siempre son bienvenidas, y más sí corre con la valentía de atreverse a indar en los entresijos de una institución con tanta historia como la iglesia, y con tantos trapos sucios que deben de lavar.

Juan Antonio Rodríguez Ramírez, es un historiador de arte, que nos hará viajar hasta la Edad Media, tal y como ya lo hizo en su primera novela In Nomine Dei.

Fueron cuatro años de esfuerzo, recopilación de información, para presentarnos un tema tan desconocido como era la lujuria dentro de un sector tan cerrado y oscuro como la iglesia. De la mano de Servacio Vanckel, viviremos dos ambientes muy diferentes, uno el de su trabajo dedicado a la escritura, de manera serio y responsable. Mientras que otro viviremos la lujuria y los vicios inconfesables que nos harán vivir una gran historia.

Su forma de narración está muy repleta de pequeños detalles, y donde deja muchos aspectos prohibidos plasmados. Aspectos que representan tragedia, y que muchas veces se ha intentado ocultar, haciéndonos bien como personas buenas, cultas y con aspectos que muchos de los civiles (personas que no pertenecen a la iglesia) nos deberíamos de parecer. Todas las guerras son absurdas, pero las guerras que parten de religiones son más absurdas si cabe, o sí parten de la religión.

Mi madre siempre decía que la iglesia era la carroña de la sociedad, mientras a ella de niña le pegaban por no besar la mano del cura, el robaba las pocas cosas que tenían los vecinos. Es realmente cruel, y lo peor es que tantas cosas y cosas que no se conocen.

Un libro que me ha permitido explorar la prohibición, la lujuria vivida detrás de un disfraz y que me servido para conocer a un escritor desconocido por mí que a través de su prosa denuncia tantos hechos.

Me gustaría que sí alguien lo lee, seguir respondiendo preguntas y cuestiones tan ocultas de una sociedad de tantas diferencias de clase. Gracias Juan Antonio.

editorial-club-universitario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s