Desayuno en Tiffany’s, de Truman Capote

Desayuno en Tiffany's zorro rojo.jpg

Holly Golightly, la protagonista de Desayuno en Tiffany’s, es una de las heroínas más famosas de la literatura moderna. Inocente y tremendamente astuta; auténtica y sofisticada, Holly vive sin pasado, desterrada, y sin deseos de pertenecer a nada ni a nadie, dispuesta a lo que sea con tal de ser la mujer de mundo de su imaginación.

A partir de una visión casual de un edificio de apartamentos, Truman Capote narra la relación de amistad entre un aspirante a escritor que acaba de mudarse a la ciudad de Nueva York, y su vecina Holly Golightly. Holly es el centro de cada una de las páginas de esta edición cuyas ilustraciones, realizadas por la artista canadiense Karen Klassen, formada en el mundo de la moda, realzan el glamour del personaje, pero también su frágil aura de diamante.

La novela, publicada en 1958, se convirtió instantáneamente en un best seller, y es sin duda una de las obras más celebradas de este autor norteamericano. Desayuno en Tiffany’s, una de las historias americanas por excelencia del siglo XX, adquiere en esta edición un valor único para los amantes, no solo de la mejor prosa de Capote, sino también de quienes, como indica el crítico McInerney, quieran encontrarse con la indómita Holly y su insalvable y misterioso destino.


La editorial Libros de Zorro Rojo, una vez más me ha sorprendido, al colaborar con la ilustradora Karen Klassen para realizar una edición gráfica de Desayuno en Tiffany’s, obra de Truman Capote.

Holly Golightly, es el personaje principal y alter ego de Capote, que toma vida como la rubia que el autor tenía en su mente. A través de diferentes técnicas, Karen consigue un diálogo con la protagonista, su gato y esa sociedad que era descrita como llena de glamour.

Siempre escuche hablar muy bien de esa historia, pero sin embargo hasta este año no fui capaz de leer la historia. Pero, si os digo que Desayuno con Diamantes es una de mis película favoritas, no tiene sentido haber esperado tanto tiempo para hacerlo ¿no creéis?

Son apenas cien páginas, y gracias a la prosa de Capote y las ilustraciones de Karen, hacen un libro realmente maravilloso. La lectura es muy ágil y sencilla, por lo que en un desplazamiento en el autobús o mientras saboreas un buen café es un acompañante esencial. Además, de poder disfrutar de unas ilustraciones vintages, coloristas y originales.

Sólo con ver la portada, ya se nos dibuja como sí fuera un boceto, apareciendo la protagonista Holly Golightly con su típico vestido negro, sus guantes, sus perlas y su cigarrillo. Pero, a diferencia de la original está tiene el pelo corto y rubio. Claro en comparación con lo que tenemos en mente de Audrey Hepburn, pero no lo que Truman había imaginado.

La Holly del libro es poco refinada y muy “callejera” (o como diria mi madre muy basta), pero que consigue conquistar la clase alta de New York al salir con hombres de gran poder.

La historia está narrada desde un punto de vista anónimo, de un amigo de Holly, y nos enseña como era la vida de la alta sociedad de los años 40 y 50, y de como la frivolidad que no deja espacio para el amor.

El resto me gustaría que me lo contarás tu, dado que es un libro que me ha gustado mucho y que me ha hecho disfrutar de un rato muy ameno.

ldzr-logo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s