Un Zapatito de cristal para Cenicienta, de María Elena Jiménez Romo

un-zapatito-de-cristal-para-cenicienta

Un zapatito de cristal para Cenicienta cuenta con una narradora que dialoga con la protagonista desde su infancia hasta su madurez. Teje un susurro materno, una nana que nos conduce a lo largo de los lugares que evoca de su Alcalá de Henares. María ha de vencer, desde su tierna infancia, una realidad adversa con solo las armas de la sensibilidad y ensoñación, a pesar de que sus primeras cuartillas acaben en el cubo de la basura… Una vez casada, estas se revelan fútiles ante un príncipe al que espera y nunca llega. El maltrato traza, durante la friolera de veinte años y de forma terrible, las líneas del relato. Desarmada, se aferra a sus hijos, a sus retoñitos, con solo la luz del amor. No se nos evita ninguna coma, ningún «ay» desgarrado, con todo el dramatismo de estos hechos. Maltrato que no rinde a la protagonista, quien se aferra a sus sueños, a sus soles, a la búsqueda de su zapato de cristal…

Un Zapatito de Cristal para Cenicienta, es ese libro que aunque parece sencillo, con muy poca chicha y limonada, guarda en su interior una gran joya. Pero antes de comenzar a hablar de el nuevamente quiero agradecer a Éride Ediciones, una vez más gracias infinitas, por dejarme volar una vez más con las historias que narran en sus libros.

Sólo tiene 130 páginas, por lo que lo puedes leer en muy poquito tiempo, en mí caso, tan sólo me llevo un par de horas. Es decir, lo que puede ser una tarde tranquila con manta y café. Pero sin embargo, no da tiempo a relajarse, ya que narra una historia real, dura y con intento de salir a la luz. Por lo que es una gran luz hacia la esperanza.

Es una historia que nos lleva a la más tierna infancia de su protagonista, sin unos referentes paternos (tan importantes en aquellas etapas) y el vacío, de comenzar su vida fuera del frío orfanato en una numerosa familia, lleno de afecto y generosidad.

Años más tarde, llega a la adolescencia, donde el paso a la madurez, no fue fácil, y pese a que soñaba con que su acompañante fuera el hombre caballeroso que la enamoro, se convertío en un sapo. Durante años tuvo que soportar un matrimonio lleno de maltrato, donde sin embargo cada día lucho por conseguir sus sueños y su apoyo en los hijos de la pareja, los cuales tampoco le proporcionaron una vida sencilla.

Aunque desconocía a su escritora, debe ser una gran poetisa, dado que durante toda la historia acompaña la musicalidad de la poesía.

Maria Elena, nos cuenta una vida de una mujer desde la niñez a su edad adulta, intentando salir adelante tras su vida dura y su sufrimiento, el lenguaje utilizado es muy maternal y el guiño que realiza a las hadas de cenicienta, los soles que iluminan el camino y el zapatito de cristal que una noche perdió Cenicienta.

Quizás sí bien me gusto mucho, el hecho de que repitiera muchas referencias a lo largo del libro hace perder un poco, pero en su conjunto es uno de esos libros que me encantaría volver a releer.

Pero todo no es negativo, por que la forma en que narra la historia de nuestra protagonista, enseguida te sientes identificada, permite compartir los miedos, los anhelos, las angustias y su dolor. Por lo que sí buscas una historia que te haga sentir diferentes sentimientos este es tu libro. Un canto positivo, como la gran sonrisa que hay en su portada. ¡Me encanta!

Eride_Ediciones3 estrellas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s