Jatakas, seis cuentos budistas, de Marta Millà y Rebeca Luciani

Hace muchos, muchos años, en el sudeste asiático nacieron unos animales peculiares que tenían poderes mágicos. Cuentan que allí por donde pasaban transformaban las sombras en luz porque contagiaban la alegría y la bondad de sus corazones a todos los seres vivos. Los jatakas narran las historias de estos animales ejemplares. Forman parte de la colección de obras que preservan los principios del budismo más primitivo. No pretenden dar lecciones, sino inspirar una conducta consciente y ética.


Antes de comenzar a opinar sobre este maravilloso libro, quiero definir la palabra Jataka y que da el nombre al título: “Tipo de relato budista que explica una de las etapas de Buda histórico en su proceso por alcanzar la iluminación, en una de sus vidas anteriores).

Hoy día, donde todo es correr, nos parece que el resto y la educación se está perdiendo. Pero quiero dar una baza, a todos aquellos padres y profesores, que quieran inculcar a sus pupilos el significado de estas dos palabras tan sencillas, a la vez que importantes, la oportunidad de conocer este hermoso libro.

Los valores principales deben de comenzar a muy temprana edad, y tiene que ser aprendido de manera prolongada, sin vacilaciones y de la mejor manera posible. Por lo que en mi carácter como educadora, siempre abogo por comprar cuentos que escondan un doble sentido, que permitan pensar tanto adultos como niños, y que al que lo escucha le “marquen” en su aprendizaje de la vida.

Jataka es un cuento muy recomendado para niños a partir de los 5 años, dado que aunque son textos que ocupan toda la página, vienen acompañados de dibujos con mucho color, por lo que no lo hará pesado, sino ameno y divertido. Sus imágenes son impresionantes.

Estos 6 cuentos se desarrollan en diversas partes de la India (no en vano su origen lo tiene en los relatos tradicionales budistas), y cuentan historias con protagonistas fantásticos de gran corazón. Animales sabios y llenos de virtudes que esconden en sus historias una moraleja.

Estos seres tienen una capacidad muy especial que los hace únicos. La capacidad de transformar en luz la sombra, y la de contagiar la alegría a todos los seres aquellos que les rodea.

Sin duda, a todos aquellos que no conocen está peculiar forma de aprender, os quiero lanzar un órdago (como en el mus) y animaros a leer este maravilloso libro que me ha ilusionado desde el primer minuto que cayó en mis manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s